El registro criminal: un pendiente en México y EEUU

El registro criminal: un pendiente en México y EEUU

Esta semana fue nombrada la nueva titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Clara Luz Flores. La ex candidata de Morena al gobierno de Nuevo León, ex presidenta municipal de General Escobedo, ex presidenta de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal e impulsora y reconocida por la policía de Proximidad Social y el uso de evidencia para la seguridad, será la encargada de hacer lo importante y no lo urgente en materia policial en México. El SESNSP, encargado de desarrollar la política policial del país, entre muchos de los temas pendientes tiene el de la medición de la criminalidad. Actualmente, se continúa publicando, el día 20 de cada mes, la incidencia delictiva que se utiliza como indicador para conocer la situación que impera en el país en materia de seguridad. Ésta, es la única herramienta homologada que tenemos para medir la criminalidad. La incidencia delictiva, a pesar de ser inexacta, es lo mejor que ha podido producir el Estado Mexicano, sobre un tema prioritario para la población. Los datos y el comportamiento del registro de las carpetas de investigación, se espera, sea de utilidad en la toma de decisiones. De tal forma que, si sube el número de las carpetas de investigación de robo a negocio en un estado, se crea una estrategia estatal para contrarrestarlo; si sube el número de carpetas de investigación de lesiones en un municipio, también se crea una estrategia municipal, y así en todos los delitos y órdenes de gobierno. Cuando baja el número de carpetas de investigación también se toman decisiones y dejan de priorizar la lucha contra...
Señales internacionales para la lucha contra la criminalidad mexicana

Señales internacionales para la lucha contra la criminalidad mexicana

La semana pasada se hizo público que el ex presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, consultó la posibilidad de eliminar criminales en suelo mexicano. Mientras tanto, el Departamento de Estado colocó como prioridad el contrabando y consumo de fentanilo y el Centro para el Monitoreo de Droga en Europa alertaron de una expansión en la participación de ciudadanos mexicanos en el tráfico y contrabando de metanfetaminas.  La idea de Donald Trump, que por fortuna no prosperó, hace evidente y explícita una noción que desde hace más de una década circula en los pasillos de la comunidad de seguridad e inteligencia para enfrentar la amenaza criminal mexicana: calificar de terrorismo a la violencia extrema que ejercen para así instrumentar una campaña para combatirla; que bien podría ser la síntesis de las experiencias de los Estados Unidos en Pakistán, Yemen y/o Somalia. Desde los atentados el 11 de septiembre de 2001, en la posterior guerra global contra el terrorismo, los Estados Unidos de América han liderado una campaña preventiva que incluye eliminar blancos terroristas en aquellos lugares en donde los gobiernos locales son omisos o se encuentran incapacitados para detener o eliminar la amenaza. El uso de vehículos aéreos no tripulados y la creación de la mítica baraja de póker con las caras de 52 blancos preferentes y prioritarios de la guerra contra el terrorismo han sido claves para la campaña. Pakistán, Somalia y Yemen, son lugares en donde de forma intensiva se ha desarrollado la campaña preventiva que se ha visto cristalizada con el despliegue de un equipo de fuerzas especiales para eliminar a Osama Bin Laden...
¿Está México preparado para la guerra?

¿Está México preparado para la guerra?

La invasión del gobierno ruso a Ucrania plantea el primer conflicto del siglo que hace recordar la bipolaridad y pone en ciernes lo que podría llamarse la III Guerra Mundial. Las acciones militares rusas, los apoyos recibidos por Ucrania por algunas democracias occidentales y la neutralidad China, hace que la invasión y su escalada tenga repercusiones globales de graves consecuencias para México. México es, hasta el momento, un país pacifista con capacidades militares limitadas para enfrentar amenazas y retos internos. No es un país que ponga en riesgo a otras naciones por lo que es impensable su participación militar en lo que bien podría configurarse como la III Guerra Mundial. Por lo menos, no de una forma convencional, con el envió de armas y tropas fuera del esquema de los ejércitos de pacificación de la Organización de las Naciones Unidas. Esta vocación pacifista no implica que, en caso de guerra, México pudiera continuar con el discurso de neutralidad que fue medianamente funcional hasta el siglo pasado. Su posición geopolítica, las nuevas formas de combate y la globalización e interdependencia, hacen que el territorio mexicano, a diferencia de otros, sea uno más de los codiciados espacios de batalla; ante ello, es pertinente preguntarse qué tanto la Nación se encuentra preparada para una guerra de escala mundial. En caso de que los Estados Unidos sean parte de una guerra mundial, nuestro país, por vecindad y relación estratégica, se vuelve un actor relevante. El intercambio comercial, suministro de recursos naturales, de materias primas e inclusive de insumos de la industria militar harían de México un blanco natural para el adversario. El ataque...
La (obsoleta) regulación de la Seguridad Nacional mexicana y el futuro del planeta

La (obsoleta) regulación de la Seguridad Nacional mexicana y el futuro del planeta

El marco normativo de Seguridad Nacional necesita, con urgencia una renovación y actualización, que lo coloque acorde a los nuevos y a los tradicionales retos y amenazas. La ley de Seguridad Nacional actual es inadecuada para cumplir su función y hasta el momento parece que no ser un tema de interés para la 4a Transformación, quien, al igual que los gobiernos anteriores, continuará perdiendo tiempo en su adecuación a un mundo convulso que avanza a pasos agigantados y en que se deja en el camino a quienes no pueden seguir el paso. Por primera vez en la historia moderna se comienza a tener conciencia de que nuestro planeta puede dejar de ser habitable en un futuro no tan lejano. El cambio climático, todos los días y en todos los lugares, nos recuerda su presencia e impacto en nuestras vidas diarias, así como, la necesidad de revertirlo. La inhabitabilidad de regiones, continentes y potencialmente todo el globo terráqueo nos hace conscientes de la importancia de la prospectiva y de pensar las consecuencias que el presente traerá para un futuro incierto. Para naciones como México, sumergidas en el ahora y lo inmediato, haciendo esfuerzos para subsanar los retos del pasado y mejorar poco, muy poco, las condiciones y desarrollo económico, social y político presente, pensar a futuro es una práctica extraña, que generalmente se deja a naciones más desarrolladas, quienes, en la práctica y por encima de las soberanías, deciden sobre el futuro de todas las naciones del planeta. México, al igual que las naciones en desarrollo, lucha desde hace décadas en contra de fenómenos gestionados, y en pocos casos superados,...
Centralizar o descentralizar la seguridad

Centralizar o descentralizar la seguridad

El federalismo parece estar en boga en el país, el gobierno federal, desde los primeros meses de 2019, se ha encontrado con un amplio abanico de actores interesados en la descentralización y propulsores de los gobiernos locales. El tema de la seguridad no ha sido la excepción, las propuestas para detener la centralización y fortalecer las instituciones locales para hacer contrapeso al diseño del gobierno federal son múltiples y se han posicionado como de mayor relevancia que la pendiente reforma policial. La seguridad es un campo en cambio permanente en el que, pese a la resistencia en el país; continuamente se piensa y repiensa la distribución de los escasos recursos del Estado mexicano para hacer frente desde los habilidosos carteristas hasta a las sofisticadas organizaciones criminales transnacionales. En las últimas décadas, se ha debatido la forma en instituir el modelo anglosajón de policía, también el europeo continental, sobre la viabilidad de desaparecer a las policías locales y también de fortalecerlas para hacer frente a amenazas criminales trasnacionales.  El municipio parece, para algunos y una vez más, la solución a los retos criminales. La base del federalismo y el responsable de la función básica del Estado moderno de dar seguridad a los ciudadanos parece emerger con estrategias de seguridad ciudadana para hacer contrapeso a las instituciones de la federación. Las más de 2 mil policías municipales, tan cuestionadas por su subordinación criminal, ineficiencia, ineficacia y colusión, son las candidatas para lograr niveles aceptables de seguridad a nivel local. Los escasos municipios con historias de éxito, que enfrentan a retos para continuar imponiendo el orden y no ceder ante la criminalidad...