Agenda de estimaciones: riesgos 2022

Agenda de estimaciones: riesgos 2022

La agenda de estimaciones que CIS Pensamiento Estratégico publica anualmente es un documento de consulta para los interesados en el análisis de riesgos y oportunidades en México. Esta elaborada a partir del análisis de actores y tendencias y siguiendo metodologías para gestionar la complejidad a partir de pensamiento inductivo y probabilidad bayesiana. La versión completa es un documento de consulta para nuestros clientes y esta, la versión pública, la ponemos a disposición del público en general para contribuir a construir una mejor cultura de inteligencia y seguridad en México. Tres tendencias llaman nuestra atención para este 2022. A) Gobernabilidad: La falta de soluciones de fondo a los problemas de inseguridad, procuración y administración de justicia generaran en 2022 continuas protestas sociales en contra de la clase política, los cuales son considerados corresponsables de la corrupción e impunidad. Al observar una creciente ingobernabilidad, las instancias de seguridad federal, estatal y municipal presionarán a sus elementos para entregar resultados, lo que traerá como resultado que se utilicen las formas más primitivas de autoritarismo, que en materia de seguridad se traducen en el regreso a los métodos de tortura, desaparición forzada, ejecuciones, detenciones extrajudiciales y violaciones al debido proceso. Con la consecuente negación presidencial del tema. En ese contexto, hay presiones sociales para la formación de más grupos de autodefensa en los Estados de Zacatecas, Puebla, Veracruz, Chiapas, Michoacán y Estado de México y se suceden actos de “justicia por propias manos” en localidades donde hay ausencia de autoridades y elementos de seguridad. No será extraño observar un incremento de las actividades de agentes gubernamentales de los Estados Unidos. Ante la amenaza...
El “Mencho” y la oportunidad de los servicios de inteligencia mexicanos para lucirse.

El “Mencho” y la oportunidad de los servicios de inteligencia mexicanos para lucirse.

Para alimentar la toma de decisiones del gobierno de México, el presidente López Obrador contaría con 8 instancias que realizan actividades y producen documentos de inteligencia. Siete tienen una orientación a la inteligencia criminal y una a temas de riesgos sanitarios. La Secretaría de la Defensa Nacional tiene una sección orientada a la inteligencia militar-criminal. La Secretaría de Marina Armada de México cuenta con su propia unidad y cuya actividad está orientada hacia los temas navales-criminales. La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana cuenta a su vez con dos instancias: la primera es el Centro Nacional de Inteligencia –el área de inteligencia civil más grande e importante del país— y la segunda área que se encuentra junto de la Guardia Nacional, ambas orientan sus esfuerzos a la inteligencia criminal. Por su parte, la Fiscalía General de la República también cuenta con 2 áreas orientadas a la inteligencia ministerial-criminal. Mientras tanto, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público cuenta con una unidad encargada de realizar inteligencia para combatir el lavado del dinero y el financiamiento al terrorismo. Finalmente, la octava área de inteligencia se encuentra dentro del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y que observa los peligros sanitarios. El andamiaje institucional mexicano en materia de inteligencia no es muy robusto en cuanto a número de personal, presupuestos, capacidades operativas y lo más importante capacidades analíticas. Tampoco cuentan con una legislación adecuada o con una estructura tipo comunidad de inteligencia que incentive u obligue a estas instancias a cooperar entre ellas. Por ello, la enorme importancia de mujeres y hombres de inteligencia que en ellos recae la estratégica...
El futuro de la Unidad de Inteligencia Financiera

El futuro de la Unidad de Inteligencia Financiera

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) es parte de un sistema internacional de lucha contra el terrorismo y crimen organizado, desde ahí se vigilan las transacciones financieras nacionales e internacionales, la integridad del sistema financiero nacional y sus interacciones en el extranjero. El nuevo titular, el político profesional Pablo Gómez, con un perfil diametralmente opuesto a Santiago Nieto, dará una nueva imagen a la Unidad dentro de un marco restringido por la lucha internacional contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo de la que es parte el país. La UIF es un organismo relativamente nuevo del Estado mexicano, es consecuencia de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos de 2001 y de los esfuerzos internacionales para detener su financiamiento y evitar nuevos ataques. Esta Unidad, es parte de un entramado internacional conformado, principalmente por el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y del Grupo de Egmonton de Unidades de Inteligencia Financiera, del cual, hasta 2023, Pablo Gómez será el representante regional de las 39 naciones del continente americano miembros del Grupo. El GAFI es el encargado de marcar y medir los estándares nacionales del sistema financiero para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo conforme a 40 recomendaciones, que van desde tipificar el lavado de dinero como un delito grave, hasta, esa práctica engorrosa, de evaluar a los clientes cuando quieren abrir una cuenta bancaria. Es, de tal forma, el encargado de diseñar un sistema homologado, financiero e internacional que de certeza y asegure su integridad. Desde 2016, en la evaluación de amenazas por país realizado por la GAFI se identificó...

¿Qué esperar sobre el Dialogo de Seguridad de Alto Nivel entre México y Estados Unidos?

En el marco del Dialogo de Seguridad de Alto Nivel entre México y Estados Unidos, los países se comprometieron a establecer un marco integral y de largo plazo que guie las acciones binacionales de seguridad, salud y desarrollo. La idea clave de este nuevo entendimiento, llamado “Bicentenario”, fue que ambos países incorporaran por igual sus prioridades en materia de seguridad. Esto, es positivo dado que los anteriores esfuerzos en materia de seguridad binacional reflejaban solamente los temas norteamericanos. Podemos entonces enmarcar al “Entendimiento Bicentenario” como el tercer capítulo de la historia bilateral en materia de inteligencia y seguridad. El primer capítulo fue el llamado “Proceso de Certificación contra las Drogas”, un instrumento inútil para el combate a la criminalidad en México, pero si bastante eficaz para violar la soberanía de México ya que lo sometía a estar cooperando, bajo amenazas de que en caso de incumplimiento habría sanciones comerciales muy graves, con la agenda que dictaran los norteamericanos y sin ninguna corresponsabilidad de su parte dado que este proceso de certificación solo reflejaba el interés norteamericano en el combate a las drogas. Durante la primera década del S.XXI, los expresidentes Fox y Calderón terminaron con la certificación, pero crearon, junto con el gobierno de Washington, el segundo capítulo de esta historia y que fue la llamada “Iniciativa Mérida”. Este instrumento también fue poco útil para el combate a la criminalidad en México. Su objetivo era que el gobierno norteamericano transfiriera recursos y equipo, así como dar capacitación a funcionarios en México en materia del combate a la criminalidad, sin embargo, el proyecto no funcionaba porque en primer lugar no...

¿Qué debería preocuparnos del ataque en Salamanca?

El pasado domingo 19 de septiembre, en Salamanca, Guanajuato, murieron 2 personas y otras resultaron heridas tras la explosión de un artefacto explosivo. El debate en los siguientes días se concentró en determinar si era un acto terrorista, sin embargo, nosotros consideramos que la clave, desde el punto de vista de la inteligencia, no está en el acto mismo, sino en el dominio de la técnica mostrada ese día por parte de los perpetradores. Por muchos años, en CIS Pensamiento Estratégico hemos dado puntual seguimiento al fenómeno del terrorismo tanto doméstico como internacional, los artefactos explosivos improvisados y la utilización de técnicas terroristas por parte de organizaciones criminales. Sin embargo, a pesar de que consideramos que lo sucedido en Salamanca no fue un acto terrorista, este evento tuvo elementos interesantes que lo hacen similar a algunos otros actos conducidos por grupos que han abrazado el terrorismo en México. El tipo de ataque no define si es terrorismo o no. Es decir, no por que haya explosivos es terrorismo y no por que haya armas pequeñas o ligeras en una escena del crimen es un acto criminal simple. Tanto es probable que el terrorista utilice la venta de drogas para financiarse como también lo es que el narcotraficante utilice explosivos para amedrentar a sus adversarios o al gobierno que combate.  Un ataque cuya finalidad sea utilizar el terror como método multiplicador de fuerza para cambiar o imponer una situación política que convenga al perpetrador es un ataque terrorista. Por el otro lado, cuando el objetivo final que se persigue en un ataque es obtener una ganancia monetaria –independientemente de si...
¿Crimen organizado como terrorismo en México?

¿Crimen organizado como terrorismo en México?

Las dificultades para reprimir las actividades criminales y violentas en México, se piensa, podrían ser disminuidas con el desarrollo de una política antiterrorista. En este sentido, la senadora Lilly Téllez presentó el pasado 7 de julio una propuesta de reforma al código penal que, pese a sus limitaciones, podría servir como base para comenzar a delinear lo que pudiera ser el inicio de una política antiterrorista. Teóricamente, el crimen organizado y el terrorismo son cuestiones diferentes, de eso no hay duda. Lo que sí se encuentra a debate es qué tantos beneficios acarrearían utilizar los instrumentos antiterroristas para luchar contra la, transnacional y violenta, criminalidad mexicana. La propuesta de la senadora Téllez explora tímidamente este camino, pues se limita a incluir en el capítulo de terrorismo del código penal las actividades criminales, cuestión que difícilmente podría significar un cambio sustancial que ayude a la lucha contra la criminalidad en el territorio nacional, ya que no profundiza en las complejidades de las actividades criminales, las terroristas y sobre el uso de la violencia. La criminalidad mexicana y el terrorismo comparten elementos comunes, de ahí la pertinencia de luchar contra ellos con instrumentos del mismo tipo. En este sentido, las dos actividades, de manera general: 1) se conforman por grupos de personas organizadas; 2) tienen mecanismos de reclutamiento; 3) procesos de radicalización; 3) utilizan la violencia; 4) tienen injerencia en la vida social, política y económica; 4) crean redes tanto de protección como de defensa social, política y económica; 5) tienen mecanismos de control territorial; y 6) se vinculan con otras organizaciones de su tipo; pese a la diferencia en objetivos...