Retos y oportunidades de las filtraciones de la Guacamaya

Retos y oportunidades de las filtraciones de la Guacamaya

CIS Pensamiento Estratégico 41-2022 Descargar PDF Las filtraciones de la Guacamaya son el mayor robo de información que se conoce en contra de una institución de seguridad del Estado mexicano; son de relevancia por tener como blanco de ataque informático al pilar de la Seguridad Nacional: la Secretaría de la Defensa Nacional y, por hacer pública información reservada y secreta, que independientemente de su veracidad, pudiese dañar la Seguridad y vulnerar el poder nacional. Los supuestos más de 4 millones de documentos filtrados se tratan de, entre otras cosas, comunicaciones entre funcionarios federales mexicanos lo que se asimila a las filtraciones de Wikileaks a principios del siglo. Wikileaks, fundada en 2006 por Julian Assange, hizo pública información confidencial a gran escala que, entre otros asuntos, profundizó nuestro conocimiento sobre el funcionamiento del Departamento de Estado de los EEUU. Desde entonces esta organización multinacional es referente para recibir, guardar y difundir información sobre conductas gubernamentales de dudosa ética alrededor del mundo. La gran diferencia entre ambas filtraciones, es que mientras Wikileaks se ganó la confianza del público por tener una cara reconocible que trabajó en conjunto con los medios de comunicación para filtrar la información; la Guacamaya es anónima y hasta donde se conoce no ha realizado un trabajo analítico y de contextualización de la información divulgada en conjunto con periodistas especializados, por lo que se presta para una mayor tergiversación y confusión, y sobre todo, nos puede hacer dudar sobre la veracidad y confiabilidad de los documentos que ha puesto a disposición del público. Hasta el momento, la información filtrada por Guacamaya, no resulta novedosa para los ciudadanos pues...
Retos futuros de las instituciones de seguridad: la GN y la SSPCDMX

Retos futuros de las instituciones de seguridad: la GN y la SSPCDMX

Las instituciones, así como las personas, requieren diseñar estrategias para sobrevivir a los entornos adversos que enfrentan.  Nadie sabe que le depara el día de mañana por lo cual es sensato tomarse un tiempo para pensar en cómo sería aquello que hoy nos es desconocido e incluso prepararse para enfrentarlo. Hay muchas estrategias para enfrentar el futuro, algunas se pueden implementar rápidamente, otras son útiles pero muy costosas y otras más requieren de tiempos de aplicación muy lentos. Sin embargo, generalmente las instituciones no suelen reflexionar en el abanico de opciones de solución que tienen en el horizonte y más bien escogen invertir recursos financieros como un mecanismo rápido que demuestre que se está haciendo algo para enfrentar esos nuevos retos. La Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México son dos instituciones que han emprendido esta ruta haciendo sendas inversiones para lograr ser más eficientes y efectivas. Algunas de esas inversiones les han dado frutos y otras francamente no. Por ejemplo, La Guardia Nacional, que recientemente cumplió 3 años, ha logrado resultados positivos como superar los problemas de reclutamiento que tuvo su antecesora La Gendarmería de la Policia Federal; también ha conseguido un despliegue territorial amplio y ha podido construir sus propios cuarteles; e indudablemente tiene un amplio reconocimiento presidencial y un peso muy importante dentro de las instituciones civiles y militares que combaten a la criminalidad, entre otros. Por su parte, las inversiones de los últimos 10 o 15 años en la Secretaría de Seguridad Ciudadana han rendido frutos dado que tienen una ventaja. Esto es que no se realizaron partiendo de...
Análisis estratégico para conocer el comportamiento de la criminalidad

Análisis estratégico para conocer el comportamiento de la criminalidad

La criminalidad mexicana es prolífica; en las últimas décadas, ha demostrado capacidad de adaptación para continuar ampliando su participación en los negocios. Con vaivenes, como en cualquier negocio, es desde hace tiempo una de las mayores amenazas a la seguridad y estabilidad de México y otras naciones. Pese a ello, el gobierno mexicano continúa estando un paso, grande, atrás, para hacer frente a una criminalidad que se desarrolla a gran velocidad aprovechando las oportunidades locales y globales. México, con sus muy limitadas capacidades institucionales, continúa luchando en contra de las más de 40 principales actividades criminales sin tener claridad sobre los fenómenos que se desarrollan en el país. Esto le impide prevenir o planear a futuro el sistema de seguridad. Para ser justos, hay que reconocer que pocas son las naciones con estas capacidades, como también son pocas las que tienen amenazas criminales y violentas similares a la mexicana. La planeación y selección de prioridades en el sector de seguridad mexicano, pese a los intentos de actualizarlo y formalizarlo, tradicionalmente es guiada por actores externos a las instituciones de seguridad. En general, los hechos de violencia de alto perfil; las denuncias ciudadanas de relevancia; fenómenos largamente documentados o las presiones desde otras naciones definen las agendas de las instituciones de seguridad. Esta reactividad, que dependiente del comportamiento de terceros, impide planear, producir evidencia y análisis estratégico que vaya más allá del ahora; por lo que en la práctica se complica una toma de decisiones certera acorde con la situación y las tendencias criminales. El análisis estratégico, de situación y/o tendencias, suele ser un instrumento para guiar a las instituciones...