La próxima agenda Mexico-Estados Unidos en temas de inteligencia y seguridad.

La próxima agenda Mexico-Estados Unidos en temas de inteligencia y seguridad.

La llegada de la administración de Joe Biden le abre oportunidades al Gobierno de México para negociar una agenda bilateral en temas de seguridad e inteligencia mucho más estratégica y con menos sobresaltos como la que se tuvo en tiempos de Trump. O al menos eso es lo que se esperaría que hicieran ambos gobiernos para destensar las relaciones bilaterales en beneficio mutuo. Por supuesto hay temas tradicionales que están en la agenda bilateral de seguridad e inteligencia y se tratan diariamente. Estos son migración y tráfico de drogas de México a Estados Unidos, o tráfico de armas de Estados Unidos a México incluidas las operaciones encubiertas de los EUA en el País. Pero dadas las nuevas circunstancias producto del tipo de liderazgos en ambos países, estimamos que podrían empezarse a discutir una serie de temas relevantes relacionados con la inteligencia y la seguridad. Entre ellos destacan los siguientes. 1. Ciberseguridad. En este punto habría varios apartados. El primero es el interés mexicano de invertir (recurso humano, científico y tecnológico) para reforzar las capacidades de defensa cibernética de su infraestructura crítica, que es la que da soporte al desarrollo económico nacional, y que asciende a más de 3 mil instalaciones. El segundo apartado es la protección y mejora de la repuesta a incidentes en las instalaciones críticas que los norteamericanos mantienen en territorio mexicano. De no atenderse este tema seguirá siendo un punto de mucha tensión entre los dos gobiernos en los próximos años. El tercer apartado es el interés que podrían tener ambos gobiernos para reducir los ciberataques y la manipulación de la información en el proceso electoral...
Mitos, realidades y escenarios de las reformas a la Ley de Seguridad Nacional.

Mitos, realidades y escenarios de las reformas a la Ley de Seguridad Nacional.

En CIS Pensamiento Estratégico hemos impulsado el debate desde hace al menos 10 años para que la Ley de Seguridad Nacional tenga definiciones más precisas, se mejoren las actividades en seguridad y que sobre todo se pueda ejercer un control civil del aparato de inteligencia. Por ello, reconocemos que la iniciativa enviada por el ejecutivo a la Cámara de Senadores tiene elementos interesantes que eran necesarios legislar, sin embargo, dado el panorama de inseguridad que enfrenta México, consideramos que se perdió una oportunidad importante porque obviamente quedó muy corta frente a la realidad y las necesidades que requieren las instancias de inteligencia y seguridad mexicanas para cumplir con sus objetivos. Dadas las consultas que nos han realizado nuestros clientes para analizar algunos puntos sobre la iniciativa, consideramos importante aclarar algunos mitos que observamos, así mismo plantear la realidad de la situación con los agentes extranjeros en México y finalmente formular algunos escenarios que podrían detonarse a partir de las reformas que se aprobaron a la Ley de Seguridad Nacional.  Mitos. ¿La iniciativa beneficiará a organizaciones criminales? No hay razón para pensar que eso sucederá y más bien parece la continuación de la estrategia de propaganda por parte de algunos miembros de la administración de Trump para criminalizar al estado mexicano. La inteligencia tiene dos formas de recolectar datos e información de los criminales: la primera es via HUMINT (recolección de fuentes humanas) y la segunda es SIGINT (recolección de señales electrónicas como voz o datos). La iniciativa del presidente López Obrador sobre todo intenta tocar el HUMINT que hacen servicios de inteligencia extranjero en México, pero no afecta el...
¿Qué riesgos habrá al acelerar el proceso de vacunación contra el COVID-19?

¿Qué riesgos habrá al acelerar el proceso de vacunación contra el COVID-19?

Es un hecho que hay intereses políticos, económicos y sociales para acelerar el proceso de vacunación en todo el mundo. Sin embargo, con la necesidad de hacerlo rápido, dado el contexto mexicano, se podrían generar una serie de riesgos que afectarían la confianza de la gente en el proceso mismo de vacunación. Que se privilegie el “cualquier cosa es mejor que nada”. Las vacunas son críticas en la salud pública porque previenen enfermedades, protegen a las personas vacunadas y frenan la transmisión comunitaria. Sin embargo, ese importante objetivo se produce sólo si la vacuna aprobada funciona bien. Por ello, sería un riesgo muy grande si el gobierno del presidente Lopez Obrador presiona a las autoridades sanitarias (que no han sido un contrapeso al ejecutivo sino todo lo contrario) ya que ocasionaría que se premie la velocidad para iniciar la vacunación sobre su posible efectividad de la vacuna. Adicionalmente no se tendría claridad sobre el tiempo de vida de la inmunidad que genera en las personas vacunadas ya que incluso puede ser menor o no funcionar correctamente de acuerdo con la información proporcionada por la farmacéutica. Que se desperdicie dinero público. La primera generación de vacunas probablemente no sea tan efectiva como las de próximas generaciones y eso sería un riesgo muy importante ya que el gobierno se quedaría sin recursos para adquirir vacunas mejores que podrían aparecer en el segundo trimestre del 2021. Si eso sucediera podríamos esperar que el Gobierno del presidente presionará aún más a empresarios, instituciones y servidores públicos para conseguir esos recursos. Pero el riesgo más importante es que si las inversiones iniciales no logran...
Y ahora…¿Cómo interpretamos el regreso del General Cienfuegos a México?

Y ahora…¿Cómo interpretamos el regreso del General Cienfuegos a México?

De acuerdo con nuestras estimaciones, estas serían algunas hipótesis que explicarían el retiro de los cargos en contra del General Cienfuegos y su regreso a México. El presidente Trump y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos no buscaban justicia, sino levantar las preferencias electorales a su favor. El cálculo que hicieron es que era posible capitalizar la detención desde un punto de vista electoral para el presidente Trump. La estrategia era simple: hacer ver a México como un estado criminalizado y a su ejército (su máxima expresión de defensa) como parte de ello y por lo cual era necesario que el presidente norteamericano y sus políticas continuaran, así mismo, con la detención del General su presidencia mostraba fuerza frente a sus electores y desviaba la atención de los asuntos internos como el manejo de la pandemia, las protestas raciales en las calles, etcétera. El General Cienfuegos, más que un detenido de la justicia norteamericana, era un instrumento para negociar beneficios futuros para la administración del presidente Trump. Las autoridades norteamericanas habrían calculado que la detención del General era justificable solo temporalmente dado que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos no tenía pruebas suficientes, por ello, había dos salidas posibles que les aseguraban un ganar-ganar. Primera salida, sí el presidente Trump ganaba la reelección, podría haber negociado nuevos acuerdos de cooperación bilateral donde México tendría que ceder una mayor intervención en las instancias de inteligencia y seguridad civiles y militares dado que no eran confiables para el gobierno norteamericano y quizás a cambio de ese acceso ofrecerían regresar al General Cienfuegos para que fuera procesado en...
Lecciones de los ataques terroristas en Niza y Viena

Lecciones de los ataques terroristas en Niza y Viena

Los recientes ataques terroristas del 29 de octubre en Niza, Francia y el 2 de noviembre en Viena, Austria confirman algunas tendencias del terrorismo moderno que vale la pena destacar y que sirven como lección para aplicar mejores técnicas de inteligencia y seguridad para contener el fenómeno. Los ataques terroristas se hicieron más simples.  En el terrorismo del S.XX e incluso el del 9/11, las técnicas de combate utilizadas por el terrorista generalmente eran complejas de aprender y difíciles de replicar. Por ejemplo, había que aprender a pilotear aeronaves o para fabricar una bomba había que viajar, muchas veces miles de kilómetros, para aprender la técnica e incluso era necesario aprender nuevos idiomas para poder adquirir el conocimiento. Todo eso parece que ya no es necesario en estos momentos, ya que, hoy el terrorista utiliza técnicas simples para generar terror y con instrumentos que podrían conseguirse incluso en una casa o que no requieren entrenamiento previo. Tenemos casos cómo la utilización de una olla a presión llena de artefactos punzocortantes para realizar el ataque en el Maratón de Boston (2013); o los atropellamientos de multitudes con un camión como el ataque en Niza, Francia (2016); o los ataques con armas automáticas como el ocurrido adentro de un supermercado en el Paso, Texas (2019). Si bien sigue habiendo muchos ataques con técnicas complejas –como un ataque ciberterrorista— la realidad es que el nuevo terrorista es mucho más flexible para seleccionar su instrumento para matar y por lo tanto no le es necesario viajar, aprender técnicas complejas o incluso un idioma nuevo, muchas veces solo necesita inspirarse y replicar lo visto...