La Seguridad Nacional y el sistema científico y tecnológico

La Seguridad Nacional y el sistema científico y tecnológico

La Seguridad y el poder Nacional dependen en gran medida de las capacidades científicas y tecnológicas de un país. El conocimiento científico define el nivel soberano, el papel y la posición de los países en el planeta. La competencia global por el bienestar es intensa y son pocas las naciones con sistemas de ciencia y tecnología que les permitan desarrollar soluciones para la permanencia de su Nación y el bienestar de las poblaciones. Los sistemas de ciencia y tecnología afinados son los que actualmente están desarrollando las vacunas para el COVID-19, los que están entendiendo y diseñando las formas en que van a funcionar las sociedades, los que lideran los cambios económicos y las estructuras políticas; en resumen, las que suministran el conocimiento y el desarrollo científico y tecnológico que definen el nivel de progreso de las demás naciones. La ciencia y tecnología son un tema transversal de la Seguridad Nacional; en este sentido, México tiene un sistema de ciencia y tecnología en proceso de maduración y con las características propias de un país con recursos limitados, mismo que rara vez le reconoce su papel para la Seguridad Nacional, pese a que desde las instancias civiles y militares se desarrolla conocimiento científico y tecnológico que busca solucionar los problemas nacionales y tener un impacto en los internacionales.  Los escasos recursos humanos altamente calificados dedicados al sistema público científico y tecnológico, en el ámbito civil, dependen en las inversiones que el Estado hace desde el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Este es el responsable de invertir en la formación de nuevas generaciones con conocimientos de punta en programas de...
Ciencia y tecnología para la Seguridad Nacional

Ciencia y tecnología para la Seguridad Nacional

La coyuntura actual ha demostrado la importancia de la ciencia y tecnología para la Seguridad Nacional. Algunas naciones, desde hace décadas, han articulado y desarrollado complejos sistemas en los que se contempla a la ciencia y tecnología como elementos para preservar la Seguridad Nacional. En México, el marco que regula el trabajo conjunto entre el sector científico y las instancias de Seguridad Nacional es desestructurado pese a la importancia que tiene este sector para preservar la soberanía. Las estrategias de Seguridad Nacional de los países con las doctrinas de vanguardia contemplan el desarrollo científico y tecnológico como elemento central para su preservación. Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Canadá, al igual que España y Colombia reconocen, en diferentes sentidos, la importancia de la ciencia y la tecnología para su Seguridad Nacional y como elemento sustancial para enfrentar los retos y amenazas actuales y futuras. Los principales y tradicionales retos y amenazas a la Seguridad Nacional, de origen humano o natural, pueden resumirse en los sucesos que afectan la estabilidad y el funcionamiento de los países. Estos, actualmente, se relacionan con la paz social, la estabilidad económica, el calentamiento global, la suficiencia de recursos naturales, el terrorismo, el crimen organizado transnacional o la corrupción; se han visto complementados por los fenómenos relacionados con el desarrollo e impacto tecnológico y científico. En todos y cada uno de los ámbitos descritos, la ciencia y la tecnología juega un papel relevante para su identificación, comprensión y búsqueda de soluciones. El sector científico, encargado de crear conocimiento sobre estos retos y amenazas, investiga las pandemias, los alimentos, el medio ambiente y los fenómenos sociales, políticos...
La Inteligencia Artificial en la política internacional de seguridad y defensa

La Inteligencia Artificial en la política internacional de seguridad y defensa

La Inteligencia Artificial (IA) aumenta su presencia diaria en la vida de las personas alrededor del mundo. Lo que en algún momento parecía película de ciencia ficción, desde haca ya algunos años, define algunas actividades humanas en los procesos políticos, económicos y sociales. Ante su implantación, la Unión Europea se encuentra en proceso de regularla y para ello ha establecido una serie de directrices para un sector clave de la Seguridad Nacional: las fuerzas armadas. La creación de tecnologías y su adaptación a diversos usos tiene una relación estrecha con las fuerzas armadas. A los conflictos le debemos la Internet, los sistemas globales de posicionamiento (GPS), radares, radios de comunicación, la visión nocturna, los vehículos aéreos no tripulados, e inclusive la cinta plateada, la comida enlatada y el microondas de uso diario.  Los nuevos desarrollos, vinculados con la 4ta Revolución Industrial como la IA, prometen modificar las formas en que las personas actuamos, particularmente en lo que se refiere al papel que el ser humano jugará en los procesos sociales, políticos y económicos. Esta tecnología, creada en 1956, tiene como objetivo permitir el desarrollo de computadoras que sean capaces de hacer cosas que normalmente hacen las personas, en especial, actividades asociadas con personas que actúan de manera inteligente. Este objetivo, aplicable a toda actividad humana, es de particular importancia para su uso en las fuerzas armadas, las cuáles pueden ver potenciadas sus capacidades de lucha y control, con una reducción de participación humana. De tal forma que es de radical importancia comenzar a platear marcos regulatorios que nos alejen de la idea de complementar a las fuerzas armadas con...
Innovación tecnológica para la seguridad

Innovación tecnológica para la seguridad

El uso de la tecnología y el funcionamiento de las instituciones de seguridad se encuentran ligados. El desarrollo y la innovación ha permitido ampliar las capacidades policiales y crear nuevas formas de vigilar y luchar contra la criminalidad y el terrorismo. En las últimas décadas, las iniciativas innovadoras en el campo de la seguridad han aumentado, particularmente en los esquemas multinacionales para contrarrestar actividades criminales y terroristas transnacionales. El trasnacionalismo criminal y terrorista exige cada día el trabajo conjunto entre las instituciones nacionales de seguridad de los países. Las restricciones jurisdiccionales, y las cada vez mayores necesidades financieras, humanas y de información requeridas para contrarrestar las actividades ilegales, hacen imprescindible ese trabajo en conjunto, que en el caso de la innovación tecnológica es clave. Interpol, como la organización intergubernamental de mayor tamaño y antigüedad, inauguró en 2014 un Centro de Innovación ubicado en Singapur orientado a la investigación, desarrollo e implementación de herramientas que aportan elementos sustanciales para el desarrollo de las investigaciones en curso; en este centro participan académicos, analistas, funcionarios públicos y especialistas en tecnologías que interactúan en un ambiente inter y multidisciplinario. El centro se encarga de anticipar riesgos y amenazas, idear estrategias y estructurar a las organizaciones policiales con una visión prospectiva; así como analizar el impacto criminal derivado del desarrollo de nuevas tecnologías y el aprovechamiento que le pueden sacar las instituciones policiales; desarrollar estándares internacionales para su uso y apoyar con soluciones tecnológicas a los 190 miembros. En un sentido similar, la Unión Europea, desde finales de 2019, se encuentra en el proceso de crear, dentro de la Agencia de la Policía Europea,...
Inteligencia Artificial para la seguridad

Inteligencia Artificial para la seguridad

La Inteligencia Artificial (AI) utilizada para el reconocimiento facial se ha presentado como una oportunidad para mejorar los sistemas de vigilancia, monitoreo y gestión de información de las instituciones de seguridad. Pese a los beneficios demostrados en las pasadas décadas, las dudas sobre el respeto a los derechos ciudadanos, la privacidad y las libertades de los ciudadanos han creado un amplio debate, que incluso, cuestionan su aplicación y han llevado a detener su uso en algunas localidades. El reconocimiento facial es el proceso de identificar o verificar la identidad de una persona usando sus características biométricas, específicamente del rostro. Los sistemas dedicados a ello: capturan, analizan y comparan patrones basados en los detalles faciales de la persona contenidos en fotografías y videos, para que después los rostros sean traducidos a información digital comparable. Con ello, quienes utilizan los sistemas pueden identificar, buscar o dar seguimiento en tiempo real a las actividades de las personas. El uso de la inteligencia artificial para este fin se ha extendido alrededor del planeta, al igual que las dudas sobre su uso y funcionamiento. China, es el país con mayor experiencia en su aplicación, al ser un régimen totalitario y carecer de contrapesos para su uso, le ha permitido desarrollar y utilizar sistemas de monitoreo y vigilancia de reconocimiento facial, entre otros, para identificar a las personas y su comportamiento, criminal o no, que es utilizado para establecer las libertades o prohibiciones individuales para las personas. Los sistemas utilizados en China son un ejemplo de hasta donde se puede llegar con las tecnologías de reconocimiento facial para el monitoreo, vigilancia y control de las...