Los retos pendientes del Sistema Nacional de Inteligencia

En materia de inteligencia hay un tema pendiente que ha rondado desde el sexenio del presidente Peña Nieto y sigue permeando en la presente administración, esto es la creación del Sistema Nacional de Inteligencia (SNI). La idea con su creación es que el SNI sustente el proceso de deliberación del Consejo de Seguridad Nacional con productos de inteligencia y con ellos, las instituciones que forman parte de la comunidad de seguridad y defensa puedan evaluar oportunamente los desafíos, presentes y futuros de la seguridad nacional. Por diversas razones el SNI no se ha podido consolidar. En anteriores ocasiones hemos tratado algunas causas como son la falta de personal capacitado y especializado en inteligencia, la ausencia de mecanismos de coordinación formales entre instancias, la sobre carga de trabajo, entre otros, sin embargo, la realidad es que la principal razón no es de origen técnico o político, sino de una profunda reflexión sobre el futuro de la inteligencia mexicana. A nuestro parecer, esas preguntas de fondo que el SNI tendrá que resolver son: ¿Qué tipo de servicio de inteligencia requiere México para los retos del S.XXI?¿Qué tipo de amenazas espera enfrentar el Estado Mexicano en los próximos años?¿Cómo aprender mejor de los errores y como rendir mejores cuentas? Pero también hay retos de forma. Destaco solo los siguientes, aunque habrá muchas otras referencias que se pueden encontrar en los escritos de CIS Pensamiento Estratégico: El marco jurídico de la inteligencia. La Ley de Seguridad Nacional, donde existe un apartado para la inteligencia, esta superado. El marco institucional mas robusto se da posterior a esa Ley que se expide en 2005 y...

Señales internacionales para la lucha contra la criminalidad mexicana

La semana pasada se hizo público que el ex presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, consultó la posibilidad de eliminar criminales en suelo mexicano. Mientras tanto, el Departamento de Estado colocó como prioridad el contrabando y consumo de fentanilo y el Centro para el Monitoreo de Droga en Europa alertaron de una expansión en la participación de ciudadanos mexicanos en el tráfico y contrabando de metanfetaminas.  La idea de Donald Trump, que por fortuna no prosperó, hace evidente y explícita una noción que desde hace más de una década circula en los pasillos de la comunidad de seguridad e inteligencia para enfrentar la amenaza criminal mexicana: calificar de terrorismo a la violencia extrema que ejercen para así instrumentar una campaña para combatirla; que bien podría ser la síntesis de las experiencias de los Estados Unidos en Pakistán, Yemen y/o Somalia. Desde los atentados el 11 de septiembre de 2001, en la posterior guerra global contra el terrorismo, los Estados Unidos de América han liderado una campaña preventiva que incluye eliminar blancos terroristas en aquellos lugares en donde los gobiernos locales son omisos o se encuentran incapacitados para detener o eliminar la amenaza. El uso de vehículos aéreos no tripulados y la creación de la mítica baraja de póker con las caras de 52 blancos preferentes y prioritarios de la guerra contra el terrorismo han sido claves para la campaña. Pakistán, Somalia y Yemen, son lugares en donde de forma intensiva se ha desarrollado la campaña preventiva que se ha visto cristalizada con el despliegue de un equipo de fuerzas especiales para eliminar a Osama Bin Laden...

¿México requiere un coordinador(a) de inteligencia?

Para alimentar la toma de decisiones del gobierno de México, el presidente López Obrador cuenta con 8 instancias que realizan actividades y producen documentos de inteligencia. Siete (dos militares y cinco civiles) tienen una orientación a la inteligencia criminal y una a temas de riesgos sanitarios. Cada una de estas instancias producen conocimiento relevante de inteligencia que llega por distintos medios a la mesa de decisiones del presidente. Ahora, la pregunta es sí cada una de estas instancias debería hablarle al oído al presidente sobre temas de inteligencia o tendría que ser una sola figura central que recopile todo lo producido por las diversas instancias y hacérselo llegar directamente por una única via. Esta es una discusión operativa importante sobre los servicios de inteligencia, es decir, que tan centralizados o descentralizados deberían de estar de la toma de decisiones. Siguiendo el modelo mexicano de la administración pública federal, se esperaría que la inteligencia tuviera una organización central, sin embargo, técnicamente no es así en el día a día y eso trae algunos problemas en el momento de operar temas de inteligencia bajo contextos complejos como lo es el mexicano por que no existe una base jurídica o política de coordinación que obligue a las instancias a cooperar. En el 2019, la administración del presidente López Obrador hizo reformas al aparato civil de inteligencia.  Sin embargo, se perdió la oportunidad de discutir este y otros temas claves de la inteligencia dado que las reformas partieron de las polarizaciones políticas y esos reformadores lo que querían era ganar el juego de vencidas de los conflictos de poder e ignoraron las intenciones...

¿Está México preparado para la guerra?

La invasión del gobierno ruso a Ucrania plantea el primer conflicto del siglo que hace recordar la bipolaridad y pone en ciernes lo que podría llamarse la III Guerra Mundial. Las acciones militares rusas, los apoyos recibidos por Ucrania por algunas democracias occidentales y la neutralidad China, hace que la invasión y su escalada tenga repercusiones globales de graves consecuencias para México. México es, hasta el momento, un país pacifista con capacidades militares limitadas para enfrentar amenazas y retos internos. No es un país que ponga en riesgo a otras naciones por lo que es impensable su participación militar en lo que bien podría configurarse como la III Guerra Mundial. Por lo menos, no de una forma convencional, con el envió de armas y tropas fuera del esquema de los ejércitos de pacificación de la Organización de las Naciones Unidas. Esta vocación pacifista no implica que, en caso de guerra, México pudiera continuar con el discurso de neutralidad que fue medianamente funcional hasta el siglo pasado. Su posición geopolítica, las nuevas formas de combate y la globalización e interdependencia, hacen que el territorio mexicano, a diferencia de otros, sea uno más de los codiciados espacios de batalla; ante ello, es pertinente preguntarse qué tanto la Nación se encuentra preparada para una guerra de escala mundial. En caso de que los Estados Unidos sean parte de una guerra mundial, nuestro país, por vecindad y relación estratégica, se vuelve un actor relevante. El intercambio comercial, suministro de recursos naturales, de materias primas e inclusive de insumos de la industria militar harían de México un blanco natural para el adversario. El ataque...

La (obsoleta) regulación de la Seguridad Nacional mexicana y el futuro del planeta

El marco normativo de Seguridad Nacional necesita, con urgencia una renovación y actualización, que lo coloque acorde a los nuevos y a los tradicionales retos y amenazas. La ley de Seguridad Nacional actual es inadecuada para cumplir su función y hasta el momento parece que no ser un tema de interés para la 4a Transformación, quien, al igual que los gobiernos anteriores, continuará perdiendo tiempo en su adecuación a un mundo convulso que avanza a pasos agigantados y en que se deja en el camino a quienes no pueden seguir el paso. Por primera vez en la historia moderna se comienza a tener conciencia de que nuestro planeta puede dejar de ser habitable en un futuro no tan lejano. El cambio climático, todos los días y en todos los lugares, nos recuerda su presencia e impacto en nuestras vidas diarias, así como, la necesidad de revertirlo. La inhabitabilidad de regiones, continentes y potencialmente todo el globo terráqueo nos hace conscientes de la importancia de la prospectiva y de pensar las consecuencias que el presente traerá para un futuro incierto. Para naciones como México, sumergidas en el ahora y lo inmediato, haciendo esfuerzos para subsanar los retos del pasado y mejorar poco, muy poco, las condiciones y desarrollo económico, social y político presente, pensar a futuro es una práctica extraña, que generalmente se deja a naciones más desarrolladas, quienes, en la práctica y por encima de las soberanías, deciden sobre el futuro de todas las naciones del planeta. México, al igual que las naciones en desarrollo, lucha desde hace décadas en contra de fenómenos gestionados, y en pocos casos superados,...

Centralizar o descentralizar la seguridad

El federalismo parece estar en boga en el país, el gobierno federal, desde los primeros meses de 2019, se ha encontrado con un amplio abanico de actores interesados en la descentralización y propulsores de los gobiernos locales. El tema de la seguridad no ha sido la excepción, las propuestas para detener la centralización y fortalecer las instituciones locales para hacer contrapeso al diseño del gobierno federal son múltiples y se han posicionado como de mayor relevancia que la pendiente reforma policial. La seguridad es un campo en cambio permanente en el que, pese a la resistencia en el país; continuamente se piensa y repiensa la distribución de los escasos recursos del Estado mexicano para hacer frente desde los habilidosos carteristas hasta a las sofisticadas organizaciones criminales transnacionales. En las últimas décadas, se ha debatido la forma en instituir el modelo anglosajón de policía, también el europeo continental, sobre la viabilidad de desaparecer a las policías locales y también de fortalecerlas para hacer frente a amenazas criminales trasnacionales.  El municipio parece, para algunos y una vez más, la solución a los retos criminales. La base del federalismo y el responsable de la función básica del Estado moderno de dar seguridad a los ciudadanos parece emerger con estrategias de seguridad ciudadana para hacer contrapeso a las instituciones de la federación. Las más de 2 mil policías municipales, tan cuestionadas por su subordinación criminal, ineficiencia, ineficacia y colusión, son las candidatas para lograr niveles aceptables de seguridad a nivel local. Los escasos municipios con historias de éxito, que enfrentan a retos para continuar imponiendo el orden y no ceder ante la criminalidad...

5 preguntas sobre la invasión a Ucrania y el papel del gobierno mexicano

Rusia lleva 16 días en proceso de invasión a Ucrania, éste último se ha defendido y solicitado el apoyo de la comunidad internacional, poniendo en evidencia: 1) las limitaciones internacionales para intervenir y detener el avance militar; 2) la irrelevancia de las Naciones Unidas para la posible solución del conflicto y 3) la importancia de las alianzas y asociaciones estratégicas como la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Por lo cual, y dada la alta difusión de información falsa en el ya de por sí complejo escenario, resulta pertinente plantearse las siguientes 5 preguntas: 1. ¿Por qué es importante la invasión a Ucrania? Ninguna invasión es irrelevante; sin embargo, hay algunas que tienen un mayor impacto. La de Rusia a Ucrania es una de estas, pues se trata del ataque de un gobierno considerado como antidemocrático hacia un Estado consolidado y democrático; aún más, Ucrania no tiene señalamientos de graves violaciones a los derechos humanos; ni conflictos internos armados y tampoco representa un riesgo internacional por actividades criminales o terroristas, como si los tiene Rusia. Se trata pues de una invasión sin justificación legal, muy lejana a las intervenciones que se han realizado en los llamados Estados fallidos, convulsos, criminales y terroristas de las últimas dos décadas y más parecida a las intervenciones padecidas por varios países latinoamericanos en contra de los líderes democráticos del siglo pasado. 2. ¿Por qué hay que tomar partido ante la invasión a Ucrania? Rusia es gobernada por una élite capitalista conformada por espías, militares y mafiosos que se han apoderado del país. El gobierno actual ruso es abiertamente...

Los desafíos en la invasión rusa a Ucrania

Las organizaciones e instrumentos internacionales diseñados al finalizar la segunda guerra mundial para lograr la paz mundial ya no son eficaces para prevenir las guerras del S.XXI. Desde la caída del muro de Berlín, cada vez que hay conflictos armados que involucran la utilización de fuerza militar a gran escala, la comunidad internacional y en especial el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no han sido capaces de articular mecanismos que prevengan y eviten contundentemente las acciones unilaterales de los países que buscan resolver sus diferencias por cuenta propia. Así lo fue en Kosovo, en la Segunda invasión a Irak, en Siria, en Crimea y ahora en Ucrania. El problema es que esto es un mal mensaje de la comunidad internacional y que repercute en conflictos en otras latitudes como en el Mar de China Meridional o incluso en la frontera entre México y Estados Unidos, en dónde líderes políticos podrían no encontrar límites internacionales a sus deseos injerencistas en otras naciones. Por lo tanto, así como en 1945 el gran desafío era crear un diseño institucional internacional que permitiera erradicar la guerra, en 2022 valdría la pena volverse a plantear el reto de cara a los conflictos que se avecinan en el S.XXI. 2. Se nota que el ejercito ruso ha cambiado sus estrategias de guerra, pero sigue mostrándose poco preparado para los desafíos de la guerra moderna. El ejército ruso ha hecho la tarea de modernización de sus tropas y mostrado que no son los mismos que ganaron en Georgia porque simplemente eran más soldados en el campo de batalla. Hasta el momento no se han visto...

México y los tres batazos en las grandes ligas de la seguridad

Las aportaciones a la seguridad internacional de las instituciones de seguridad mexicanas han sido tradicionalmente secundarias. El Gobierno de la República parece querer cambiar la situación con una mayor exposición y transparencia de las acciones de afectación internacional que realiza.  Tres ejemplos, públicos, nos demuestran una inclinación de trabajar en las grandes ligas de la seguridad, modificando la situación exterior y cooperando con otras naciones. El primero es la demanda en contra de los productores de armas en Estados Unidos; el segundo, la formación grupos conjuntos para la investigación en eventos criminales de alto perfil; y finalmente, la lucha contra el tráfico de propiedad cultural.  México y sus instituciones de gobierno suelen ser insulares y verse hacia dentro. En el campo de la seguridad, uno de los que más celos produce en todas las naciones, ha sido una práctica en los tres niveles de gobierno, que ha impedido plantear estrategias que conlleven la coordinación sistemática horizontal entre los muy variados actores encargados de la prevención, la contención, la investigación y la persecución de las actividades, violentas, criminales y antisociales. Este tipo de coordinación entre instituciones y la confianza que conlleva, es una muestra de altos niveles de profesionalismo y madurez, pues toda persona quiere trabajar y colaborar con otra que cumpla ciertos estándares mínimos de calidad y confianza que asegure la consecución de los objetivos planteados por la coordinación. Esto, común en toda actividad humana, resulta de la mayor complejidad en un campo de la administración pública opaco, reservado, patrimonialista, que utiliza la fuerza y decide sobre la vida y libertad de las personas. Ante ello, coordinar acciones entre...

¿Por qué es insuficiente el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras Derechos Humanos y Periodistas?

Diversos medios de comunicación han dado cuenta que en los 3 años del sexenio del presidente López Obrador se han registrado 29 asesinatos en contra de periodistas. La cifra es alarmante por varios sentidos, la más importante sería porque en una democracia en proceso de consolidación como lo es el caso mexicano, un comunicador no tendría que ser ni amenazado ni asesinado por el solo hecho de ejercer su trabajo; pero la otra razón por lo cual alarma esta cifra, es que, en promedio en los últimos 3 sexenios, de 2000 a la fecha, había habido alrededor de 40 periodistas asesinados por administración presidencial. Con los 3 años restantes de la presente administración de gobierno, la tendencia sería que acabaría entre 50 y 60 periodistas asesinados en total. Los orígenes de las amenazas y posterior asesinatos de periodistas tienen dos fuentes principalmente: las que provienen de funcionarios públicos y las que realizan personas o grupos dedicados a actividades criminales. Las respuestas de los gobiernos han sido variadas, y quizá el esfuerzo mas importante, aunque por supuesto insuficiente, resultó ser el que impulsaron diversos periodistas y funcionarios públicos de la administración del expresidente Calderon que permitieron la creación de la Ley para protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas y el Mecanismo de Protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas en 2012. Constantemente se ha señalado que el Mecanismo tiene problemas en su ejecución debido a la falta de recursos, o porque tiene obstáculos para fortalecer la coordinación entre autoridades o que incluso el problema radica en que las medidas implementadas se hacen de forma incorrecta....

SERVICIOS

Conoce nuestros servicios en Inteligencia y Seguridad

Ir