¿Cómo diferenciar a las organizaciones del crimen organizado?

¿Cómo diferenciar a las organizaciones del crimen organizado?

A simple vista podría considerarse que todo el crimen organizado es muy similar, dado que solo los podría distinguir el tipo de personas involucradas y los delitos que cometan. Sin embargo, la realidad es que hay una gran diferencia entre cada organización delincuencial y adentrarse en estas diferencias permiten generar estrategias y políticas públicas adecuadas para atacar al crimen organizado. Si bien no hay una clasificación generalmente aceptada, en CIS generalmente usamos la siguiente para nuestros análisis: Origen de la organización. Esto nos ayuda a entender a los miembros que forman parte del conjunto criminal. Hay organizaciones cuyo origen es el patrocinio, es decir, que cuentan con algún tipo de apoyo de autoridades o grupos de interés específicos e identificados. Otras organizaciones comparten un origen geográfico como muestra el Cartel de Sinaloa o el Cartel de Santa Rosa de Lima. Otras mas tendrán un origen ideológico, esto es si se considera que los miembros del grupo comparten una misma forma de pensar ya sea una religión, una idea económica o un principio político. Incluso otra forma de clasificarlos es a través del origen genético de los miembros de la organización, como cuando pertenecen a una misma familia Estructura organizativa La forma como una organización criminal se conforma es una variable importante de conocer dado que nos indica 1) el tipo de evolución que tiene el grupo, 2) también ayuda a determinar el grado de amenaza que representa a las fuerzas del orden que los combaten, y 3)  permite a la autoridad saber qué tipo de estrategias se deben aplicar para la derrota de la organización. Generalmente encontramos los siguientes...
Caso Lafarge: un nuevo elemento del portafolio de herramientas antiterroristas

Caso Lafarge: un nuevo elemento del portafolio de herramientas antiterroristas

CIS Pensamiento Estratégico 42-2022 Descargar PDF En múltiples ocasiones nos hemos referido al portafolio de instrumentos legales a los que podría acceder el gobierno mexicano de ser catalogada la criminalidad organizada transnacional como terrorismo. Este amplio portafolio, para la persecución de individuos, las organizaciones y Estados Nación vinculados con esta actividad violenta, se robusteció esta semana con la resolución de un caso ejemplar, que nos puede ser de utilidad lo que se puede hacer en contra de los actores, en este caso una empresa, que se vinculan y benefician de la actividad terrorista. El 18 de octubre pasado, Cementos Lafarge en Siria, una subsidiaria de la empresa francesa de construcción Lafarge SA, acordó pagar una multa en Estados Unidos por 778 millones de dólares, al declararse culpable por compartir información criminal y conspirar para proporcionar apoyo material y recursos, entre 2013 y 2014 en Siria, a las organizaciones terroristas Estado Islámico de Irak, al-Sham (ISIS), y al Frente al-Nusrah (ANF); siendo la primera sentencia de su tipo en contra de una empresa que desarrolló y se benefició de los vínculos con el terrorismo. La acusación, efectuada en Estados Unidos conforme al Acta de brindar apoyo material a los terroristas y en conjunto a la lista de las organizaciones terroristas extranjeras designadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos; se refiere a los beneficios que obtuvo la empresa en Siria durante una época en donde se vivía un conflicto armado que dejó un saldo aproximado, calculado por la Organización de las Naciones Unidas, la muerte de aproximadamente 500 mil personas, periodo durante el cual la subsidiaria, actualmente parte de...
Seguridad… entre lo civil y militar

Seguridad… entre lo civil y militar

La tensión entre el ámbito civil y el militar en lo que a la seguridad en México continúa. La propuesta del Presidente de la República para que la Guardia Nacional sea adscrita, formalmente, a la Secretaría de la Defensa Nacional demuestra y hace evidente, de nueva cuenta, los problemas que el país tiene para conformar sus instituciones gubernamentales en lo que es considerada la primera función del Estado y precondición para la vida social, económica y política: la seguridad.  El dilema entre lo civil y militar se encuentra generalizado en las democracias occidentales, son escasos los países ausentes de debates sobre quiénes deben encargarse de la seguridad y los límites que se les impone para respetar los derechos humanos y ciudadanos. Ni los Estados Unidos, ni el Reino Unido, ni Francia, ni España, ni Argentina, ni Chile y tampoco las lejanas Nueva Zelanda o Australia, lo tienen resuelto, pues la búsqueda del equilibrio entre seguridad y libertad continúa, así como la selección del mejor tipo de institución a encargarle esa compleja y flexible seguridad del siglo XXI.  El caso mexicano es peculiar y paradigmático, pues, a diferencia de las naciones antes mencionadas, tiene retos de criminalidad y violencia muy distintos. Aquellas naciones no son cede de organizaciones criminales transnacionales como las mexicanas, ni son exportadoras de violencia, tampoco tienen niveles similares de violencia criminal y menos han perdido control territorial, como sucede en nuestro país.  La militarización es una tendencia internacional, la complejidad y flexibilidad criminal obligan a buscar la adaptación constante de los cuerpos burocráticos. Las policías militares, aparte de la lealtad y la obediencia que las distinguen,...