Ciencia y tecnología para la Seguridad Nacional

Ciencia y tecnología para la Seguridad Nacional

La coyuntura actual ha demostrado la importancia de la ciencia y tecnología para la Seguridad Nacional. Algunas naciones, desde hace décadas, han articulado y desarrollado complejos sistemas en los que se contempla a la ciencia y tecnología como elementos para preservar la Seguridad Nacional. En México, el marco que regula el trabajo conjunto entre el sector científico y las instancias de Seguridad Nacional es desestructurado pese a la importancia que tiene este sector para preservar la soberanía. Las estrategias de Seguridad Nacional de los países con las doctrinas de vanguardia contemplan el desarrollo científico y tecnológico como elemento central para su preservación. Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Canadá, al igual que España y Colombia reconocen, en diferentes sentidos, la importancia de la ciencia y la tecnología para su Seguridad Nacional y como elemento sustancial para enfrentar los retos y amenazas actuales y futuras. Los principales y tradicionales retos y amenazas a la Seguridad Nacional, de origen humano o natural, pueden resumirse en los sucesos que afectan la estabilidad y el funcionamiento de los países. Estos, actualmente, se relacionan con la paz social, la estabilidad económica, el calentamiento global, la suficiencia de recursos naturales, el terrorismo, el crimen organizado transnacional o la corrupción; se han visto complementados por los fenómenos relacionados con el desarrollo e impacto tecnológico y científico. En todos y cada uno de los ámbitos descritos, la ciencia y la tecnología juega un papel relevante para su identificación, comprensión y búsqueda de soluciones. El sector científico, encargado de crear conocimiento sobre estos retos y amenazas, investiga las pandemias, los alimentos, el medio ambiente y los fenómenos sociales, políticos...
¿Nueva política de Seguridad Nacional de Joe Biden?

¿Nueva política de Seguridad Nacional de Joe Biden?

La Seguridad Nacional para Estados Unidos de América se encuentra en proceso de cambio, comienza a existir un acuerdo de que las instituciones y la doctrina que las sustentan son insuficientes para enfrentar los retos, amenazas actuales y de esta forma preservarla. Ante ello, cobra relevancia la visión presentada por Joe Biden el pasado 3 de marzo en la Guía Estratégica Interna de Seguridad Nacional, así como algunos de los elementos desarrollados para preservar la Seguridad Nacional de su país, brindarle viabilidad, supremacía e influir en la seguridad internacional o global. Estados Unidos es todavía el país con las Fuerzas Armadas más poderosas del planeta, cuestión que se complementa con su participación en la Alianza de Tratado del Atlántico Norte, cuenta con capacidades militares que no se ponen en duda, así como su papel, fundamental, para persuadir a sus adversarios y dar protección a sus socios y aliados. Pese a su supremacía a nivel internacional, sus instituciones y capacidades parecen no ser suficientes para enfrentar los retos y amenazas actuales a la Seguridad Nacional, que se pueden comprender según la Guía en tres categorías: 1) la reducción de valores democráticos; 2) la evolución tecnológica y 3) la adaptación y modernización de las instituciones de Seguridad Nacional. Los dos rivales de Estados Unidos, Rusia y China, representan claros retos para los valores democráticos en plena expansión. Los regímenes de libertades se están viendo cuestionados y amenazados por el autoritarismo; los nacionalismos; la corrupción; la polarización; el populismo; la desigualdad; la violación de derechos humanos y el racismo, principalmente; mismos que se extienden alrededor del mundo, incluyendo, y de manera muy...
La inteligencia de comunicaciones y la cooperación internacional

La inteligencia de comunicaciones y la cooperación internacional

Las amenazas a la seguridad, durante las dos primeras décadas de este siglo, han demostrado la necesidad de establecer mecanismos de cooperación internacional en materia de inteligencia. Tradicionalmente, la información y la inteligencia suelen ser parte central para la toma de decisiones gubernamentales; por lo que son consideradas secretas y son resguardadas con el mayor recelo. La confidencialidad de la inteligencia y su manejo secreto entre las instituciones gubernamentales de seguridad y la renuencia a compartirla entre ellas dificulta seriamente la capacidad de respuesta a las amenazas, la prevención, la anticipación y su neutralización con el menor daño a las naciones y sus ciudadanos. Las características transnacionales o internacionales de las amenazas y retos han obligado a las instituciones de inteligencia a crear comunidades confiables en las que se puede compartir con toda seguridad los diversos productos de inteligencia. Los cinco ojos, five eyes en inglés o FVEY por sus siglas, es posiblemente el mejor ejemplo de la forma en que se puede estructurar un sistema para compartir inteligencia entre naciones. La alianza FVEY, públicamente conocida por las filtraciones de documentos de ex contratista de la Agencia Nacional de Inteligencia (NAS) de Estados Unidos, Edward Snowden, se estableció en 1946 con el objetivo de facilitar las comunicaciones de inteligencia entre los miembros para enfrentar las amenazas a la seguridad con el acceso a productos secretos derivados de la intercepción de comunicaciones, de gobiernos extranjeros o personas, de valor militar, político o económico para alguna de las cinco naciones que la conforman. Los más de 70 años de la alianza han permitido a la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) de...
La Inteligencia Artificial en la política internacional de seguridad y defensa

La Inteligencia Artificial en la política internacional de seguridad y defensa

La Inteligencia Artificial (IA) aumenta su presencia diaria en la vida de las personas alrededor del mundo. Lo que en algún momento parecía película de ciencia ficción, desde haca ya algunos años, define algunas actividades humanas en los procesos políticos, económicos y sociales. Ante su implantación, la Unión Europea se encuentra en proceso de regularla y para ello ha establecido una serie de directrices para un sector clave de la Seguridad Nacional: las fuerzas armadas. La creación de tecnologías y su adaptación a diversos usos tiene una relación estrecha con las fuerzas armadas. A los conflictos le debemos la Internet, los sistemas globales de posicionamiento (GPS), radares, radios de comunicación, la visión nocturna, los vehículos aéreos no tripulados, e inclusive la cinta plateada, la comida enlatada y el microondas de uso diario.  Los nuevos desarrollos, vinculados con la 4ta Revolución Industrial como la IA, prometen modificar las formas en que las personas actuamos, particularmente en lo que se refiere al papel que el ser humano jugará en los procesos sociales, políticos y económicos. Esta tecnología, creada en 1956, tiene como objetivo permitir el desarrollo de computadoras que sean capaces de hacer cosas que normalmente hacen las personas, en especial, actividades asociadas con personas que actúan de manera inteligente. Este objetivo, aplicable a toda actividad humana, es de particular importancia para su uso en las fuerzas armadas, las cuáles pueden ver potenciadas sus capacidades de lucha y control, con una reducción de participación humana. De tal forma que es de radical importancia comenzar a platear marcos regulatorios que nos alejen de la idea de complementar a las fuerzas armadas con...
2021 y el extremismo de derecha

2021 y el extremismo de derecha

El optimismo con el que se terminó el año 2020, por la existencia de vacunas para comenzar a enfrentar la pandemia, se vio eclipsado por la irrupción violenta del extremismo de derecha en los Estados Unidos de América. Cuando, el 6 de enero, un grupo de personas organizadas tomaron por la fuerza el Capitolio, lugar que alberga a los senadores y diputados del país, para interrumpir el proceso de certificación de la elección de Joe Biden y Kamala Harris, como presidente y vicepresidenta de los Estados Unidos de América. La toma del Capitolio es la culminación de la administración de Donald Trump y se enmarca como una acción más de un fenómeno que se encuentran sufriendo algunas democracias occidentales. El resurgimiento de grupos dispuestos a utilizar la violencia, con ideales conservadores y contrarios a los regímenes de libertades actuales, se ha presentado en los últimos años en Alemania, Austria, Hungría, Polonia, Los Países Bajos, Francia o España, en donde se ha observado el empoderamiento de ideologías populistas de extrema derecha que se suponían superadas. La violencia ejercida en contra del Capitolio y las expresiones que se han presentado en las calles de Berlín, París o Madrid, así como el acceso al poder de la extrema derecha en Los Países Bajos, uno de los países que se consideraban liberales, no es un fenómeno nuevo, pero si uno que se pensaba superado y que puede posicionarse como la mayor amenaza a la seguridad y libertad de las personas en las democracias occidentales. La cara de las violencias ejercidas durante primera década de este siglo, representadas por la amenaza del terrorismo radical...